El gigante tecnológico chino Xiaomi debutará en la bolsa de Hong Kong el próximo 9 de julio con un total 2.200 millones de acciones, convirtiéndose en la mayor oferta pública de venta (OPV) de acciones mundial en dos años, según anunció ayer la cúpula de la compañía. La multinacional china espera recaudar 6.100 millones de dólares mediante la venta de acciones, casi 4.000 millones menos de los previstos, con la venta de las acciones cuyo precio oscilará entre los 2,20 y los 2,80 dólares por título.Pese a verse reducidas las expectativas sobre su entrada en el mercado en un 40%, se trata de una oferta pública de venta de acciones muy esperada ya que permitirá a la compañía revertir esta inyección económica para ampliar sus áreas de investigación y desarrollo y su expansión global, que ya cuenta con presencia en 74 países. El pasado año llegó a exportar más de 92 millones de dispositivos, se situó como líder en China y la India y escaló hasta la cuarta posición en Europa.El fundador de Xiaomi, Lei Jun, explicó en Hong Kong que la compañía tiene la vista puesta en el futuro, dado «el gran potencial de crecimiento». «Somos una empresa muy rara que puede hacer hardware, comercio electrónico e Internet», defendió, que subrayó que la empresa se convirtió en el 2017 en el quinto proveedor de teléfonos móviles del mundo.Sus fundadores tuvieron que rebajar las expectativas de valoración de la empresa entre un 30% y un 40% desde comienzos de año, cuando le dieron un valor estimado de unos 100.000 millones de dólares tras retrasar su entrada en el mercado de China continental hasta después de su salida a la bolsa de Hong Kong.Con dos tipos de acciones, las ordinarias y aquellas con derechos de voto ponderado, la compañía comenzará a aceptar pedidos de inversores minoristas entre el lunes y el jueves de la próxima semana.