Cuando lleguéis a Bizkaia me voy a llegar una grandísima alegría. De momento, paciencia y a esperar